Dos mujeres contra un presunto ladrón


Dos mujeres contra un presunto ladrón

Temas clave / policiaca

Policiaca

Octubre 05, 2018 20:42 hrs.
Policiaca Estados › México Nayarit
staff › Mi Diario Nayarit

Cuando me contaron esta historia de la vida real, me quedé sorprendida y a la vez con un dejo de coraje, por la ola de inseguridad tan grande que estamos viviendo, y las autoridades no pueden o no quieren hacer algo, ya que a los delincuentes no les importan herir o matar a sus víctimas con tal de conseguir mucho o poco, no importa, el caso es llevarse lo que sea.
Lo que voy a relatar les pasó a personas cercanas, que, para no ponerlas en riesgo, por aquello de que uno nunca sabe, daré a conocer cómo estuvieron los hechos resguardando nombres de personas y calles.
Resulta que el pasado miércoles tres de octubre, por la noche, en una calle ubicada en el primer cuadro de la capital nayarita, de esos lugares que son obscuros y que se prestan para cometer delitos, dos hermanas, mientras platicaban en las afueras de sus casas, una dejó, momentáneamente, abierta la puerta de su cochera, ocasión que aprovechó, un tipo, para ingresar a la casa.
Valientemente, le empezaron a gritar que se saliera de la casa, pero el hombre como respuesta sacó una navaja y les dijo que era un asalto, que les dieran sus pertenencias. Ellas se resistieron a dársela, el hombre tumbó a una de las señoras, la golpeó y le quitó su bolso; sin embargo, la hermana, al ver que ’la rata de dos patas’ tenía a su hermana en el suelo golpeándola, agarró un palo, y comenzó a defenderla. El hombre antes de irse corriendo, alcanzó a herirla con el arma punzocortante.
Como pudo, una de las hermanas, se levantó y comenzó a seguir al delincuente, se encontró a un automovilista, le hizo señas que se parara para que la auxiliara con detener al supuesto delincuente, el joven muy atentó quiso apoyarla, sin embargo, no logró alcanzarlo.
Estuvo caminando por las oscuras calles del centro histórico hasta que se encontró a una patrulla de policía, le dio ’santo y seña’ del individuo, y fueron tras él, deteniéndolo cuadras más adelante.
Tal vez, al verse acorralado de que iba a pasar muchos días ’a la sombra’, el tipo se lanzó, con navaja en mano, contra los uniformados, no teniendo otra opción, o su vida o la del supuesto ratero, defendiendo a su compañero y a él mismo, del agresor, logrando lesionar en un pie al individuo.
Las agredidas, fueron a poner su denuncia a la Fiscalía, sabiendo de que ’si no hay denuncia, no hay delito’.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor