Relatoría del Despido Masivo e Injustificado de los periodistas del POR ESTO! de Quintana Roo


Relatoría del Despido Masivo e Injustificado de los periodistas del POR ESTO! de Quintana Roo

Temas clave / Periodismo

Periodismo

Marzo 01, 2020 22:49 hrs.
Periodismo Estados › México Nayarit
GRACIELA MACHUCA › Mi Diario Nayarit

Argumentando una solicitud expresa de la Presidencia de la República y del gobierno federal, la vice presidenta del Consejo de Administración, Alicia Menéndez Figueroa de los diarios POR ESTO! (Yucatán, Quintana Roo y Campeche) y sus abogados, nos despidieron de manera injustificada de nuestros puestos de trabajo del diario POR ESTO!, que dirige Mario Renato Menéndez Rodríguez, director general, dando por terminada una relación de trabajo de más de dos décadas, con violaciones flagrantes a los derechos laborales de los afectados, derechos humanos y actos atentatorios contra la dignidad de las personas.

La fecha del abrupto y sorpresivo despido colectivo contra más de 40 compañeros fue durante la tarde del sábado 22 de febrero del 2020, fecha significativa porque ese día el periódico POR ESTO! de Quintana Roo cumplió 28 años en el estado. Fue ese día que el director general Mario Renato Menéndez Rodríguez de los diarios POR ESTO! escogió para hacer efectiva una orden de cese inmediato del equipo directivo completo, (Coordinador General y 6 Jefes de Área) en los cargos desempeñados por nosotros en el periódico de Quintana Roo, la cual supuestamente dio desde el día 29 de enero del mismo año, según consta en notificaciones por instructivo que se hicieron pegar en las paredes de las recepciones de las oficinas de Cancún y Chetumal de manera posterior a la ejecución del despido, por medio del notario 109 del estado de Quintana Roo, Manuel Chejín Pulido.

A pesar de que esta documental pública indica que la decisión de dar por terminada la relación laboral con el colectivo editorial de Quintana Roo había sido tomada con antelación, el director general de los diarios POR ESTO! no realizó acto alguno de convocar a los afectados a conocer las razones del despido, sino que simplemente la vice presidencia y los abogados del corporativo decidieron tomar por sorpresa a los destinatarios de la medida, así como expulsarlos de la misma forma de las instalaciones, sólo arguyendo una supuesta orden de la Presidencia de la República y el gobierno federal.

El primero en ser enterado de la terminación unilateral de la relación de trabajo de 26 años fue el periodista Renán Castro Madera, quien como coordinador general del diario POR ESTO! de Quintana Roo había convocado al Jefe de Información y los coordinadores de Playa del Carmen y Chetumal a una reunión editorial con el director general de los diarios POR ESTO! en casa de éste, ubicada en la ciudad de Mérida, para ese mismo sábado, como de manera ordinaria se tenían cada semana para enterarle de la situación noticiosa de la entidad y recibir las órdenes directas de él que se dictaban en todas y cada una de esas reuniones.

Sin embargo, al llegar el periodista Renán Castro Madera a la casa del director general de los diarios POR ESTO! no fue recibido por éste, sino que lo hizo la vicepresidenta, Alicia Menéndez Figueroa, quien le pidió que le acompañara para platicar con él, en el comedor de la casa, donde se encontraban los abogados que supuestamente son representantes del gobierno federal.

Ella le hizo saber que tenía un proyecto diferente al que se había tenido hasta ese momento y que el periodista Renán Castro Madera ya no tenía cabida en él, alegando además de que su despido había sido pedido por la Presidencia de la República y el gobierno federal por una supuesta certificación para otorgarles el convenio de publicidad federal.

El periodista Renán Castro Madera manifestó que no tenía inconveniente en hacerse a un lado de su cargo, a pesar de no comprender los motivos alegados, pero en lugar de que se pasara al punto de tratar sobre las condiciones de la liquidación respectiva y el fin de la relación laboral, se le pidió que atendiera primero a unos documentos que los abogados le presentaron, en los que le hacían mención de manera genérica de unas supuestas irregularidades en el ingreso del producto de las ventas del periódico y de la disposición final y venta del desperdicio de papel producto de las devoluciones de ejemplares no vendidos, pretendiendo hacerlo firmar de que eran de su conocimiento asuntos que no le constan y que están fuera de su ámbito de trabajo dentro de la estructura organizativa del corporativo, por estar estrictamente en manos del personal del área de Administración, cuya operación está centralizada por la matriz de Mérida.

Ante la acción evidentemente ilegal y tramposa de los abogados, que pretendieron hacerlo acusador o señalarlo de copartícipe de hechos que no le constan, el periodista Renán Castro Madera se negó terminantemente a firmar dichos documentos, accediendo sólo a firmar una hoja de renuncia, en congruencia con la decisión que había expresado de presentarla desde que la vicepresidenta del corporativo le dijo que ya no tenía cabida en el proyecto que tiene para los diarios POR ESTO!.

Luego de ese tremendo impacto, vino el segundo contra Lizandro Coronado Alcocer, Jefe de Información.
Una vez que Alicia despidió a Renán Castro, dos abogados esperaban listos con la renuncia redactada contra Lizandro Coronado, en la sala de la casa de Mario Renato Menéndez Rodríguez.

Poco antes de que hablara con Renán, Alicia los había recibido a ambos junto con José Salomón Nechar, Gerente General, nombrado recientemente junto con un grupo de abogados, contadores y auditores, a quienes presentaron en Cancún el miércoles 22 de enero de este año, en una reunión encabezada por Marco Antonio Ávila Solís, también designado recientemente Contador General, quien dijo que son miembros de la Secretaría de Gobernación y como Auditores designados para realizar la certificación para la Presidencia de la República, porque la 4T había entrado ya al POR ESTO!

Ya en el comedor de la casa de Mario Renato, esperaba sentada en la silla que siempre ocupa su padre durante todas las reuniones.
Alicia Menéndez Figueroa le dijo: ’Hola Lizandro, ¿cómo estás? Lizandro necesito hablar a solas con Renán’. Y tras ello se paró y lo condujo a la sala de la casa, hasta donde aguardaban dos abogados.

Abogados Karla Gamboa y Víctor Villalobos: ’Señor Lizandro, estamos aquí por instrucciones del señor Mario (Menéndez Rodríguez) entonces, pues para informarle. Hay un tema importante que nos encargó y estamos aquí para informarle, que lo que es el encargo que le había hecho, es un ciclo que ya terminó. Finaliza este período. Es un ciclo que ya concluye y pues queremos hacerlo de la manera legal que corresponde, para que todo esté en orden, como debe de estar’.
Abogada Karla Gamboa: ’Esto obedece a una indicación y siguiendo lineamientos A NIVEL FEDERAL’.
’Entonces queremos que por favor, lea usted esto y nos lo firme’.
En ese momento mostraron una hoja sin membrete alguno, que le entregaron para leer y cuyo contenido expresaba serias acusaciones, como: desvíos de dinero, publicidad publicada, cuyos pagos no fueron ingresados a las arcas del periódico, cuentas personales abiertas para depósitos y otras acusaciones similares. Y hasta abajo señalaba mi nombre, con el espacio para ser firmado.

Ante esta situación a ambos abogados les especificó: ’nosotros no manejamos dinero, ni nada de esto’.
Abogada Karla Gamboa: ’esto no es que manejen dinero, ni que ustedes…hay situaciones que se han detectado, hay unos hallazgos, se están llevando a cabo…pero esto no está señalando a alguien en específico…es para finalizar por buenos términos, esta situación que se está dando…’

’´Pues usted sabe, no…tratándoles de manera distinta a lo que es un trabajador. Queremos preparar un acta en la cual ustedes informan…un informe que le hacen al director (Mario Renato Menéndez Rodríguez) para lo que tenga que concluir’.
Y tras ello, le asentaron una segunda hoja sin membrete alguno, donde habían redactado su renuncia voluntaria! Y en donde colocaban ahí, incluso como pago quincenal, que devengaba una supuesta cantidad que señalaba sólo el 50 por ciento de su salario.

A lo que Lizandro Coronado les indicó que no podía firmar nada.
En ese momento, llegó Alicia Menéndez Figueroa y dijo:
Alicia Menéndez Figueroa: ’Lizandro me retiro, me gustaría hablar contigo dos minutos a solas…
Lizandro: ’Cómo estás Alicia, ¿qué pasó?
Alicia: Mi papá, (Mario Renato Menéndez Rodríguez), me pidió que se los explicara en persona, por eso estoy aquí. Y me pidió que lo hiciera por separado. Él me dijo, quiero que seas tú la persona que hable con ellos, que les digas que durante estas semanas he recibido toda una serie de informaciones y datos que han sido muy desagradables para mí recibir. He tenido visitas, tú has hecho visitas…como tú ya sabes yo he organizado las visitas que ha recibido en Mérida. Y quiero que les digas que su ciclo ha terminado, ha concluido’.
Lizandro: ’¿Que significa eso?
Alicia: ’¿Cómo qué significa?
Lizandro: ’Eso de que nuestro ciclo ha concluido, ha terminado.
Alicia: ’Que ya no forman parte del POR ESTO!
Posteriormente Alicia Menéndez Figueroa’ se retiró y dejó a Lizandro Coronado con los abogados.
Los abogados en espera en la sala de juntas, preguntaron: ’¿Tenías algo para decirnos?’
Lizandro: ’Esto es sorprendente, entiendo la postura que hay; sin embargo, situaciones como ésta, requieren también una asesoría para entender que lo que hacen es correcto, ustedes deben comprender que son 25 años de trabajo, que recibirlo así de manera sorpresiva, no es nada fácil de digerir. Obviamente, si todo es para que esto siga su camino, nosotros no lo vamos a impedir, ni frenar nada. Obviamente vemos las decisiones que están tomando; sin embargo, yo sí les pediría un favor, para consultar esto, por cualquier situación. Nosotros estamos solos ahora, sin abogados. Y ahora con lo que me acaba de declarar ella (Alicia Menéndez Figueroa) pues nos cambia todo el panorama’.
Abogada Karla Gamboa: ’La instrucción que tengo es que obviamente para hacerlo de una manera…como ha sido hasta ahora el recibimiento, de la misma manera como ha sido, y para finiquitarlo, es que se firme hoy esto, (la renuncia), esa es la petición de Don Mario (Renato Menéndez Rodríguez, director general de los diarios POR ESTO! de Yucatán, Quintana Roo y Campeche)
La abogada Karla Gamboa insistió que: ’No sólo es una petición, es una orden, es orden de Don Mario. Y si no es así (si se firma la renuncia) entonces pues si no es así, entonces él lo va a tomar de la manera que él decida’.
Y ante el total acoso al que fueron expuestos y que recibieron, Renán Castro le llamó y se retiraron del domicilio de Mario Renato Menéndez Rodríguez, en donde semana a semana durante años los convocó y los recibió para dar indicaciones directas para el manejo de la información del periódico POR ESTO! de Quintana Roo.
En el caso del periodista Francisco Javier Hernández, coordinador de Chetumal, su despido se realizó en ausencia de él, dado que el contralor general del periódico, Marcos Ávila Solís, pidió que se presentara en la oficina de la ciudad capital del estado de Quintana Roo, donde ejercía sus funciones a una reunión con él y la encargada administrativa, Susana Carpio Martínez, a las 2 de la tarde del mismo sábado, petición que sin embargo hizo al mediodía de ese día a través de la segunda mencionada por vía telefónica, momento en que el convocado se encontraba viajando en un autobús a la ciudad de Mérida, situación que era conocida por la encargada administrativa, por lo que le pidió que explicara el impedimento que tenía para poder acudir a la reunión a la que se le convocaba.
Minutos después recibió la llamada telefónica del contralor general de los diarios POR ESTO!, quien le dijo que le era requerida su presencia en la oficina de Chetumal para pedirle un favor, sin especificar algún motivo más de la reunión que quería hacer con el periodista y la encargada administrativa, a lo que le explicó que era imposible que pudiera estar en la ciudad el día y a la hora pedida, debido a que se encontraba viajando a la ciudad de Mérida para acudir a una reunión editorial con el director general de los diarios POR ESTO!, convocada por el coordinador general del periódico de Quintana Roo, como se hacía de manera ordinaria, por lo que el contralor general respondió que si se trataba del director, ’primero estaba el director’.
Sin embargo, ya estando en la ciudad de Mérida, minutos antes de poder llegar a la casa del director general, el periodista Francisco Javier Hernández se enteró mediante personal de la oficina de Chetumal de que la puerta de su oficina había sido sellada con un papel firmado y pegado con cinta adhesiva, con la leyenda ’Clausurado. Prohibido el paso a cualquier persona’, lo cual les causó gran sorpresa, además de que se giró la orden de prohibirle la entrada a las instalaciones de la empresa que había sido su centro de trabajo por 22 años.
Ante el conocimiento de estos hechos, el periodista comprendió que se había tomado una decisión unilateral en su contra de despido injustificado, por lo que procedió a emprender su retorno a la ciudad de Chetumal, en el entendido de que su presencia en la casa del director general no sería aceptada, y que sólo le quedaba la opción de velar por impedir que se violen sus derechos laborales y elementales por la vía legal.
Ya mucho más tarde se enteró de que en una pared del edificio del periódico Por Esto! de Quintana Roo en Chetumal se pegó una notificación por instructivo, documental pública elaborada por el notario público 109 del estado de Quintana Roo, Manuel Chejín Pulido, en la que se lee:
’Que contiene la carta de instrucción girada el día veintinueve de enero del año dos mil veinte por el señor Mario Renato Menéndez Rodríguez con domicilio en el predio ubicado en Avenida Constituyentes del 74 S/N, Manzana 686 lote 2, de ésta ciudad de Chetumal, Quintana Roo, lugar en que tiene su principal asiento el negocio y / o trabajo conforme al artículo 552 del Código Civil del Estado.
El suscrito licenciado en Derecho Manuel Chejín Pulido, Notario Público Titular de la Notaría Pública número ciento nueve del estado de Quintana Roo, a solicitud del señor Mario Renato Menéndez Rodríguez. Notifico formalmente
‘Que es su voluntad que se notifique a los señores Renán Gabriel Nemesio Castro Madera, Lizandro Armín Coronado Alcocer, César Corona Us, Hayr Israel Zumaya Bedolla, Marín Chuc Chan, Francisco Xavier Hernández López y Jeremías Hinojosa Pisté, hasta el día veintidós de febrero del año en curso, en el predio ubicado en Avenida Constituyentes del 74, S/N, Manzana 686 lote 2, de esta ciudad de Chetumal, Quintana Roo, que tiene su principal asiento de negocios y/o trabajo de los mencionados señores Renán Gabriel Nemesio Castro Madera, Lizandro Armín Coronado Alcocer, César Corona Us, Hayr Israel Zumaya Bedolla, Martín Chuc Chan, Francisco Xavier Hernández López y Jeremías Hinojosa Pisté, la revocación de los cargos del periódico ’Por Esto’ cuya matriz se encuentra ubicada en el predio quinientos setenta y seis letra ’A’ (576 A) de la calle sesenta por setenta y tres del centro histórico de la ciudad de Mérida, así como también se le notifica de la revocación de todos y cada una las facultades inherentes al cargo que ejercían hasta el día veintidós de febrero del año en curso, fecha designada para que el mismo compareciente notifique en las oficinas matriz y en todas y cada una de las sucursales que tiene el referido periódico ubicadas en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Ciudad del Carmen Campeche, de tal forma que ya no tienen ninguna autorización para dirigir ninguna operación editorial u operativa y no podrán de ninguna forma ordenar al personal alguno y/o empleados del grupo de empresas que opera el periódico denominadas Publicidad Impresa del Sureste SA de CV; Gerencia y Servicios Profesionales SA de CV y Compañía Editora del Mayab SA de CV, así como también se les revoca la autorización para ingresar a todas las instalaciones del periódico en los (ilegible) estados, prohibiendo terminantemente su presencia e influencia en el periódico y en consecuencia se le requiere se abstengan a ejercer cualquier acto que atente contra el periódico ’Por Esto’ bajo el argumento de que son empleados y/o administrativos del periódico, respectivamente y con esta notificación de revocación de cargo, el señor Mario Renato Menéndez Rodríguez o sus sucesores quedan liberados de cualquier obligación que pudiera resultar por el uso indebido de los cargos de dichas personas con terceros de buena fe, y en caso de oponerse y/o ingresar a las instalaciones del periódico y/o realizar algún acto de contravención a esta prohibición se usará la fuerza privada y pública en su caso para desalojarlo y/o expulsarlos de las instalaciones con todas las consecuencias legales que ello conlleva por haber ingresado a instalaciones privadas’
Protesto lo necesario en la Ciudad de Chetumal, Quintana Roo a los veintidós días del mes de febrero del año dos mil veinte.
Lo que notifico formalmente por medio del presente instructivo con fundamento en el artículo ciento once de la ley de Notariado del estado de Quintana Roo el que dejo en poder de —– siendo las —- horas del día—- del año dos mil dos mil veinte (sic)’
Hacemos la aclaración de que en el documento citado no se encuentra el nombre propio que corresponde al periodista Francisco Javier Hernández, pero por semejanza infiere que el que denominan Francisco Xavier Hernández López se refiere a él, porque en el directorio del diario POR ESTO! de Quintana Roo existía el error ortográfico en la escritura de su nombre, por negligencia de los encargados de elaborar el directorio que se plasma en el interior de la portada, que se elabora en la ciudad de Mérida.
Además de que la lógica y la sucesión de hechos indica que el despedido al que se refieren es a él, debido a que se clausuró su oficina con un documento, sellos y firmas, y de manera verbal se dijo al personal de la plaza de Chetumal que se prohibía su ingreso a partir de esa fecha, al mismo tiempo que se prohibió a todo el personal tener comunicación con él por cualquier medio, bajo la amenaza de represalias que se entienden son de tipo laboral.
En el caso del jefe de Redacción del periódico POR ESTO! de Quintana Roo, César Augusto Córdova Escobar, con 29 años de antigüedad, se presentó a laborar normalmente a las instalaciones de Cancún, con entrada a las 18 horas, y al llegar a su oficina observó los desplegados pegados donde se daba a conocer el despido de los compañeros, y al observar que no estaba su nombre, se dispuso a cumplir con sus labores editoriales.
Allí el personal le informó que a las 20 horas iba a llegar la vice presidenta de la compañía Alicia Menéndez Figueroa, para tener una reunión con el personal.
Al llegar ella le saludó y le dijo que quería tener reuniones separadas con el personal, y luego hizo una reunión exclusivamente con los reporteros en la sala de juntas; alrededor de dos horas después mandó a llamar a los editores y al resto del personal que estaba en ese horario.
Allí ella habló de mejorar al personal, de cursos de capacitación para todos, para hacer mas eficiente el periódico, y tras escucharla volvió a sus labores editoriales, sabiendo de los horarios de cierres de portada y edición.
Fue después de varias horas de trabajo, alrededor de las 11:15 de la noche, que una persona se presentó a decirle que le llamaba el contralor general, Marcos Ávila Solís, a una oficina; y al presentarse ante él le preguntó por su antigüedad en la empresa y si el señor Renán Castro era su jefe, y cuál era su relación con él, a lo que le respondió que la normal, de subordinado a jefe, y acto seguido le dijo que ’está Usted despedido, puede recoger sus cosas y retirarse’.
El jefe de Redacción César Córdova contestó que él era un profesional y no iba a dejar la edición a medias, por lo que terminando iba a tomar sus cosas y retirarse.
Así mismo, le informó que tenía que hacer una llamada al director general Mario Renato Menéndez Rodríguez, para consultarle si autorizaba la portada, como es el procedimiento diario en la edición de las portadas del periódico, y el contralor general le dijo que ’adelante, puede hablar con quien quiera’.
Fue así que desde su lugar de trabajo hizo la llamada a la oficina del director general para consultarle sobre la portada del periódico de Quintana Roo para el domingo 23 de febrero, y luego de que Mario Renato Menéndez Rodríguez dio su visto bueno, César Córdova le expresó su agradecimiento, dándole a conocer que el contralor lo acababa de despedir.
El director general del periódico le preguntó que por qué no le había avisado antes, a lo que le contestó que se debía a que estaban en cierre de edición, y entonces le dijo que le hablara por teléfono al día siguiente por la tarde.
Posteriormente, tomó una bolsa, metió sus cosas personales y salió de las instalaciones alrededor de las 2 de la mañana, sin que nadie le molestara o revisara.
César Córdova Escobar hizo la llamada el domingo a las 19 horas y la secretaria del director general le dijo que no le podía atender porque estaba en una junta y que volviera a hablar después, lo cual hizo hora y media después y la secretaria volvió a decirle que estaba ocupado, por lo que le refirió que él hablaba porque el director general se lo había indicado, y le dejó su número de teléfono celular para que en el momento que él decidiera le pudiera hablar, lo cual nunca sucedió, dando así por terminada una relación laboral de 29 años.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor